fbpx

Pasos para crear sintonía con tu interlocutor.

A menudo vemos a grandes líderes y personalidades teniendo problemas y enfrentamientos por la mala comunicación que manejan. Y es que, en un mundo tan capitalizado y globalizado, tendemos a pensar que lo que mueve a los seres humanos es la parte monetaria o tangible; olvidándonos así, de lo más importante a la hora de crear una buena conexión: las emociones.

Ya sea para pedir un aumento, negociar un buen trato, o llevarnos mejor con nuestros hijos, es necesario conectar más allá de lo que pensamos; se trata de crear un vínculo directo con el interlocutor, de manera que este se abra y confíe en nosotros. Este vínculo lo podemos crear de diversas formas. Hoy te traigo 3 pasos para mejorar tu conexión con los demás, lo cual te hará más exitoso en tus relaciones interpersonales.

1- Escucha y parafrasea: Esta técnica es fundamental para conectar con el otro. Escuchar significa despojarse del ego, de las críticas y del juicio, para prestarle total atención a la otra persona. Cuando te hablo de “parafrasear” me refiero a repetir con tus propias palabras lo que entendiste de lo que te dijo tu interlocutor. Por ejemplo: “Carlos, entonces, lo que me quieres decir es que ayer fuiste a la conferencia de Francisco y te pareció genial, ¿es eso?”. Esta herramienta le dice de manera inconsciente a tu interlocutor que lo estabas escuchando.

2- Reflejar: Esta técnica nos dice que el ser humano conecta con alguien parecido. Lo que te recomiendo hacer es observar de manera efectiva a tu interlocutor y posteriormente reflejarlo. Escuchar su tono de voz, su velocidad al hablar, la utilización de sus palabras, y adaptarte a él como un camaleón. Por ejemplo, si tu interlocutor habla despacio, con un tono y volumen bajo, te recomiendo bajar tu voz, tu tono y hablar más despacio. En ese preciso momento estás siendo un espejo de la otra persona, lo que te permitirá conectar de manera automática.

3- Etiquetar sentimientos: El etiquetado es la verbalización del sentimiento que percibiste en la otra persona. Por ejemplo, si estás hablando con tu mejor amigo, y notaste que el tema lo está afectando, pudieras decir algo como esto: “Puedo percibir que este tema te entristece, y tienes todo el derecho de sentirte así”. Está comprobado que cuando verbalizamos las emociones de los demás, estas pierden fuerza, mientras que el interlocutor, pasa de un estado emocional a uno más racional. Aparte de esto, logras la conexión debido a que la otra persona siente que la comprendes.

A partir de hoy te invito a CONECTAR más allá de lo tangible. La verdadera conexión no se toca, se siente.

Éxitos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X